Datos de un almacenero

Como almacenistas de la planta industrial, los datos informan sobre los niveles de inventario y la disponibilidad de existencias. Utilizando el análisis de datos, agilizan los procesos de la cadena de suministro, minimizando las carencias y los excesos. Mediante una gestión basada en datos, el almacenista garantiza la eficiencia de las operaciones y la optimización de la asignación de recursos.

Categorías: ,

Descripción

Conoce a Marlon

¿Qué datos maneja un almacenero?

Un almacenero generalmente tiene que gestionar una variedad de datos relacionados con las operaciones de una tienda o almacén. Esto puede incluir:

Datos de inventario: Esto incluye información sobre los artículos que están en stock, como las cantidades de cada artículo, los lugares donde se almacenan y sus fechas de caducidad (si corresponde). Datos de clientes: Esto puede incluir información de contacto de los clientes, así como información sobre su historial de compras y preferencias. Datos de ventas: Sobre los productos que se han vendido, como las cantidades y precios de cada artículo, así como la fecha y hora de la venta. Datos financieros: Esto puede incluir datos relacionados con las finanzas de la tienda, como ingresos por ventas, gastos y beneficios. Datos de empleados: Sobre los empleados de la tienda, como sus nombres, títulos de trabajo y horarios. Datos de proveedores: Esto incluye información sobre los proveedores de la tienda, como su información de contacto y los productos que suministran.

Además de gestionar estos datos, un almacenero también puede ser responsable de rastrear y gestionar pedidos, preparar informes y asegurarse de que la tienda esté correctamente abastecida y organizada.

¿Qué riesgos?

Los riesgos operativos para un almacenero pueden incluir:

Pérdida o daño del stock: Esto puede ocurrir debido a varios factores, como mala manipulación o almacenamiento, accidentes o robo. Registros inexactos o incompletos: Esto puede llevar a problemas con la gestión de inventarios, así como a dificultades para rastrear pedidos y cumplir con las solicitudes de los clientes. Peligros de seguridad: Un almacenero puede estar en riesgo de lesiones si está manejando materiales pesados o peligrosos, o si no se siguen adecuadamente los procedimientos de seguridad. Problemas de servicio al cliente: Un almacenero puede enfrentar desafíos al tratar con clientes difíciles o insatisfechos, o al manejar quejas o disputas. Riesgos de seguridad de datos: Un almacenero puede ser responsable de manejar datos sensibles de clientes o de la empresa y puede necesitar asegurar que estos datos estén debidamente protegidos contra accesos no autorizados o brechas. Cumplimiento legal y regulatorio: Un almacenero debe asegurarse de que la tienda o almacén cumpla con las leyes y regulaciones pertinentes, incluidas aquellas relacionadas con la seguridad, la salud y la protección del medio ambiente. Fallos en los sistemas informáticos: Un almacenero puede depender de sistemas informáticos y otras tecnologías para gestionar inventarios y pedidos, y puede enfrentar interrupciones operativas si estos sistemas fallan o experimentan problemas.

Al identificar y gestionar estos riesgos, un almacenero puede ayudar a garantizar el funcionamiento fluido y eficiente de la tienda o almacén.

¿Qué certificación?

No existen requisitos específicos de certificación para los almaceneros, ya que el trabajo típicamente no requiere una educación o formación específica. Sin embargo, algunos almaceneros pueden optar por obtener certificaciones o calificaciones en áreas relacionadas para mejorar sus habilidades y aumentar sus perspectivas laborales. Algunas opciones de certificación potenciales para los almaceneros incluyen:

Certificado en Gestión de la Cadena de Suministro: Esta certificación, ofrecida por organizaciones profesionales como el Instituto de Gestión de Suministros (ISM), puede proporcionar a los almaceneros el conocimiento y las habilidades necesarias para gestionar las operaciones y la logística de la cadena de suministro. Gerente de Compras Certificado (CPM): Esta certificación, ofrecida por el Instituto de Gestión de Suministros (ISM), está diseñada para profesionales involucrados en la adquisición y gestión de bienes y servicios. Certificado en Gestión de Producción e Inventario (CPIM): Esta certificación, ofrecida por la Asociación de Gestión de Operaciones (APICS), está diseñada para profesionales involucrados en la gestión de producción e inventario de bienes y servicios. Profesional Certificado en Cadena de Suministro (CSCP): Esta certificación, ofrecida por la Asociación para la Gestión de la Cadena de Suministro (ASCM), está diseñada para profesionales que trabajan en el campo de la cadena de suministro y cubre temas como estrategia, diseño e implementación de la cadena de suministro. Cinturón Verde Six Sigma: Esta certificación, ofrecida por varias organizaciones, está diseñada para profesionales que tienen un papel en la mejora de procesos y la reducción de defectos y desperdicios.

Obtener una o más de estas certificaciones puede ayudar a los almaceneros a desarrollar las habilidades y el conocimiento necesarios para sobresalir en sus roles y avanzar en sus carreras.

Análisis de datos

¿Qué hay del análisis de datos para una mejor gestión de materias primas?

Marlon: Hola David, he notado que últimamente hemos estado quedándonos sin algunas de nuestras materias primas. ¿Tienes alguna idea de lo que está pasando?

David (Gerente de Suministros): Sí, he estado vigilándolo. Parece que hemos estado experimentando algunas escaseces debido a una demanda inesperada de nuestros productos.

Marlon: Eso tiene sentido. Pero, ¿hay algo que podamos hacer para evitar que estas escaseces ocurran en el futuro?

David: Una cosa que podríamos intentar es usar análisis de datos para predecir con más precisión la demanda de nuestros productos. De esa manera, podemos asegurarnos de tener suficientes materias primas a mano para satisfacer esa demanda.

Marlon: ¿Cómo podríamos hacer eso?

David: Una herramienta que podríamos usar se llama Planificación de Requerimientos de Materiales, o MRP. Nos ayuda a calcular cuánto de cada materia prima necesitamos en función de la demanda pronosticada para nuestros productos terminados.

Marlon: Eso suena útil. ¿Cómo funciona exactamente el MRP?

David: El MRP utiliza datos sobre nuestros niveles actuales de inventario, tiempos de entrega para la compra de materias primas y horarios de producción para calcular cuánto de cada materia prima necesitamos tener a mano en cualquier momento. Tiene en cuenta la cantidad de materia prima utilizada en cada producto, así como el tiempo de entrega que lleva obtener más material cuando nos quedamos sin stock.

Marlon: Eso tiene mucho sentido. ¿Crees que implementar el MRP podría ayudarnos a evitar escaseces en el futuro?

David: Definitivamente. Al usar el MRP para predecir con más precisión la demanda y planificar nuestras compras de materias primas, deberíamos poder evitar quedarnos sin los materiales que necesitamos para mantener la producción en marcha sin problemas.

Archivos de seguimiento diario

Marlon había estado trabajando como almacenero en una gran empresa manufacturera durante varios años. Era responsable de gestionar el inventario de materias primas, productos terminados y repuestos utilizados en el proceso de producción. Marlon se enorgullecía de su trabajo y estaba constantemente buscando formas de mejorar la eficiencia del sistema de gestión de inventarios.

Un día, Marlon notó que el equipo de producción estaba experimentando escasez de ciertos repuestos, lo que causaba retrasos en el proceso de producción. Marlon decidió investigar el problema utilizando archivos de seguimiento diario para rastrear los niveles de inventario de los repuestos. Usó los datos para identificar tendencias y patrones que podrían ayudarlo a predecir cuándo podrían ocurrir las escaseces.

Con la ayuda de los datos, Marlon pudo identificar varios factores que contribuían a la escasez de repuestos. Descubrió que algunos de los repuestos se estaban utilizando más rápido de lo anticipado, mientras que otros se estaban desperdiciando debido a procesos de producción ineficientes. Marlon presentó sus hallazgos al equipo de producción, y quedaron impresionados por su capacidad para usar datos para identificar las causas raíz de las escaseces.

Con la ayuda de Marlon, el equipo de producción implementó varios cambios para mejorar el sistema de gestión de inventarios. Desarrollaron modelos de pronóstico más precisos, mejoraron los procesos de gestión de proveedores y optimizaron el proceso de producción para reducir el desperdicio y aumentar la eficiencia. Marlon continuó utilizando archivos de seguimiento diario para monitorear los niveles de inventario e identificar cualquier área que necesitara más mejoras.

Como resultado del enfoque basado en datos de Marlon para la gestión de inventarios, la empresa pudo reducir la escasez de repuestos y mejorar la eficiencia del proceso de producción. Los colegas de Marlon lo elogiaron por su enfoque innovador y se convirtió en la persona de referencia para la gestión de inventarios dentro de la empresa.

Marlon estaba feliz de haber hecho una contribución significativa al éxito de la empresa y estaba orgulloso del papel que desempeñó en la mejora del sistema de gestión de inventarios. Continuó utilizando el análisis de datos y los archivos de seguimiento diario para identificar áreas de mejora y ayudar a la empresa a mantenerse por delante de la competencia.

Indicadores Clave de Proceso (KPI)

Aquí hay algunos posibles indicadores clave de rendimiento (KPI) en los que podría evaluarse a un almacenero:

Precisión de los registros de inventario: El almacenero debe ser capaz de rastrear con precisión los niveles de stock, incluyendo el movimiento de stock dentro y fuera de la tienda.

Entrega a tiempo: El almacenero debe ser capaz de asegurar que los pedidos se cumplan y entreguen a tiempo, según lo acordado con los clientes u otros interesados.

Satisfacción del cliente: El almacenero debe ser capaz de proporcionar un excelente servicio al cliente, incluyendo cumplir con los pedidos de manera rápida y atender cualquier consulta o queja del cliente.

Tasa de rotación de stock: El almacenero debe ser capaz de mantener un nivel adecuado de stock para satisfacer la demanda de los clientes, sin sobrestock o quedarse sin stock.

Precisión de los pedidos: El almacenero debe ser capaz de completar los pedidos con precisión, asegurando que se proporcionen las cantidades y tipos correctos de artículos.

Tiempo de procesamiento de pedidos: El almacenero debe ser capaz de procesar eficientemente los pedidos, desde la recepción hasta el cumplimiento, de manera oportuna.

Precisión del inventario: El almacenero debe ser capaz de mantener con precisión los niveles de stock, incluyendo la realización de conteos regulares para asegurar que los registros de inventario sean precisos.

Seguridad: El almacenero debe ser capaz de asegurar la seguridad del almacén, incluyendo la implementación de procedimientos de seguridad adecuados y siguiendo los procedimientos correctos de manejo y almacenamiento de materiales peligrosos.

Cumplimiento de políticas y procedimientos: El almacenero debe ser capaz de seguir las políticas y procedimientos de la empresa, así como cumplir con las leyes y regulaciones pertinentes.

Al rastrear y medir estos KPI, un almacenero puede asegurar que está cumpliendo con las expectativas de rendimiento de su rol y contribuyendo al éxito general de la organización.

Datos dentro de SAP

Pantallas principales de SAP

Datos maestros de materiales: Esta pantalla permite a los almaceneros ver y mantener información detallada sobre un material específico, incluyendo su nivel de stock, unidad de medida y ubicación de almacenamiento.

Visión general del stock: Esta pantalla proporciona una visión general de los niveles actuales de stock para todos los materiales en la tienda.

Pedido de compra: Esta pantalla permite a los almaceneros crear, ver y gestionar pedidos de compra de materiales y bienes necesarios.

Recepción de mercancías: Esta pantalla se usa para registrar y confirmar la recepción de mercancías de los proveedores.

Movimiento de materiales: Esta pantalla permite a los almaceneros registrar y rastrear los movimientos de materiales dentro del almacén, incluyendo la emisión de mercancías, la recepción de mercancías y las transferencias de inventario.

Análisis de envejecimiento del stock: Esta pantalla proporciona una representación visual de cuánto tiempo han estado los materiales en stock y qué tan rápido se están moviendo.

Reservas: Esta pantalla permite a los almaceneros reservar materiales para pedidos de producción específicos o proyectos.

Inventario físico: Esta pantalla se usa para realizar conteos de inventario físico y conciliar los niveles de stock físico con los niveles de stock del sistema.

Lista de requerimientos de stock: Esta pantalla permite a los almaceneros ver y gestionar los requerimientos de stock para todos los materiales en el almacén.

Informes: Esta pantalla proporciona acceso a varios informes como la rotación de inventario, el envejecimiento del stock y el historial de recepción/emisión de mercancías.

Roles de los datos para el almacenero

Importancia de los archivos de seguimiento diario y el análisis de datos

La gestión de inventarios es un aspecto crucial de cualquier negocio, especialmente en las industrias manufactureras donde las materias primas, los componentes y los productos terminados son fundamentales para el proceso de producción. Para asegurar que el inventario se gestione correctamente, los almaceneros necesitan mantener un seguimiento de los niveles de inventario, monitorear los patrones de uso y prever las necesidades futuras. Una forma efectiva de hacer esto es mediante el uso de archivos de seguimiento diario.

Los archivos de seguimiento diario son un conjunto de documentos que los almaceneros utilizan para rastrear los niveles de inventario a diario. Estos archivos pueden ser utilizados para monitorear la entrada y salida de inventario, identificar tendencias y patrones, y prever necesidades futuras. Al usar archivos de seguimiento diario, los almaceneros pueden asegurarse de que el inventario esté siempre disponible cuando se necesite, lo que puede ayudar a mejorar la eficiencia del proceso de producción.

Uno de los principales beneficios de usar archivos de seguimiento diario es que ayudan a identificar las carencias de inventario antes de que se conviertan en un problema. Al rastrear los niveles de inventario a diario, los almaceneros pueden identificar tendencias y patrones que pueden ayudarles a predecir cuándo podrían ocurrir carencias. Esto les permite tomar medidas proactivas para prevenir carencias, como ordenar inventario adicional o ajustar los horarios de producción.

Los archivos de seguimiento diario también pueden ser utilizados para monitorear los patrones de uso e identificar áreas donde se está desperdiciando inventario. Al rastrear los niveles de inventario y los patrones de uso, los almaceneros pueden identificar áreas donde el inventario se está utilizando de manera ineficiente o donde se está manteniendo un exceso de inventario. Esto les permite tomar medidas correctivas para reducir el desperdicio, lo que puede ayudar a mejorar el resultado final de la empresa.

Otro beneficio de usar archivos de seguimiento diario es que ayudan a mejorar la comunicación y coordinación entre los diferentes departamentos dentro de la empresa. Al compartir los archivos de seguimiento diario con otros departamentos, los almaceneros pueden asegurarse de que todos estén al tanto de los niveles de inventario y las necesidades. Esto puede ayudar a mejorar la comunicación y coordinación entre departamentos, lo que puede llevar a una mejor toma de decisiones y una mayor eficiencia.

En conclusión, los archivos de seguimiento diario son una herramienta esencial para los almaceneros en cualquier industria manufacturera. Ayudan a asegurar que el inventario se gestione correctamente, que las carencias se identifiquen antes de que se conviertan en un problema, que se minimice el desperdicio y que se mejore la comunicación y coordinación entre departamentos. Al usar archivos de seguimiento diario, los almaceneros pueden ayudar a mejorar la eficiencia del proceso de producción, reducir costos y aumentar la rentabilidad general de la empresa.