Cálculo de la profundidad del retraso

La profundidad del retraso mide el retraso medio en la producción, proporcionando una visión esencial de la gestión del trabajo en curso. Este KPI es crucial para optimizar la eficacia de la cadena de suministro e identificar los cuellos de botella de la producción. Una supervisión eficaz de la profundidad de los retrasos puede mejorar significativamente el rendimiento global de la producción.

Descripción

Definición de profundidad de retardo

La profundidad de los retrasos es un indicador clave de seguimiento del rendimiento de una obra o de un taller de producción. Este indicador es esencial para identificar los síntomas de una mala gestión del trabajo en curso. Calculado a partir de las líneas entregadas, proporciona la suma de días de retraso dividida por el número de líneas entregadas, ofreciendo así una medida del retraso medio, también llamada profundidad de retraso. Es importante señalar que la profundidad del retraso no debe confundirse con el uso de la capacidad de producción, que mide el porcentaje de capacidad de producción utilizado por la empresa.

Importancia en la gestión del rendimiento industrial

En la industria, la profundidad de retraso mide la diferencia entre la producción real de una empresa y la producción teórica máxima que podría alcanzar utilizando todos sus equipos de forma óptima. Suele utilizarse para evaluar la eficacia de la producción de una empresa e identificar los cuellos de botella que limitan su capacidad para aumentar la producción. La profundidad del retraso desempeña un papel crucial en la medición de la tasa de servicio, añadiendo una dimensión cualitativa a esta evaluación. El seguimiento de este indicador es vital, ya que proporciona una visión global de las posibles desviaciones de un proveedor y permite aplicar una clasificación basada en su fiabilidad. Este seguimiento es especialmente relevante para los gestores de suministros, ya que influye directamente en la cadena de suministro, las ventas y la facturación.

Cómo calcular la profundidad del retraso

Hay varias formas de calcular la profundidad del retraso, pero el método más utilizado es calcular la profundidad del retraso como un porcentaje. Para ello, empiece por determinar la producción teórica máxima de la empresa mediante la siguiente fórmula:

Producción teórica máxima = Tiempo de trabajo disponible x Tasa de producción teórica

El tiempo de trabajo disponible es el número de horas de trabajo disponibles para la producción, mientras que la tasa de producción teórica es la tasa de producción máxima que la empresa puede alcanzar utilizando todos sus equipos de forma óptima.

Una vez determinada la producción teórica máxima, se puede calcular el porcentaje de profundidad de retraso mediante la siguiente fórmula:

Porcentaje de profundidad de retraso = (Producción teórica máxima – Producción real) / Producción teórica máxima x 100

El porcentaje de profundidad de retraso da una idea de la diferencia entre la producción real y la producción teórica máxima en términos porcentuales. Cuanto mayor sea la profundidad del retraso, más lejos estará la empresa de su producción teórica máxima y más potencial habrá para mejorar la eficacia de la producción.

También hay otras formas de calcular la profundidad de retraso, como calcular la profundidad de retraso en horas o en unidades de producción. Para ello, se pueden utilizar las siguientes fórmulas:

Profundidad de retraso en horas = Tiempo de trabajo disponible – Tiempo de producción real

Profundidad de retraso en unidades de producción = Producción teórica máxima – Producción real

Estos dos métodos permiten medir la profundidad del retraso en términos concretos, en lugar de como un porcentaje. Son especialmente útiles para evaluar el impacto de la profundidad de los retrasos en los costes de producción y determinar acciones para mejorar la eficiencia de la producción.

Método gráfico de seguimiento

Para seguir y controlar la evolución de la profundidad de los retrasos, puede utilizarse un método gráfico. Este método consiste en generar un gráfico de puntos basado en las columnas de fechas de entrega y seguir la evolución mes a mes. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este indicador puede verse afectado por valores extremos, por lo que a veces resulta más útil hablar de la varianza 50/80/05 en el retraso observado por el cliente.

Indicador de profundidad del retraso (DPI)

El indicador de profundidad del retraso (IPR) es un indicador de rendimiento utilizado en la gestión de la producción para medir el nivel de retraso en el taller de producción en relación con el estado previsto del taller. Permite seguir la evolución del retraso del taller a lo largo del tiempo e implementar acciones para reducir este retraso.

Para calcular el DPI, primero debe determinar el nivel planificado del taller basándose en los objetivos de producción y en el programa de producción. También debe determinar el nivel actual del taller basándose en la producción real.

A continuación, el IPR se calcula de la siguiente manera:

IPR = (Nivel actual del taller – Nivel planificado del taller) / Nivel planificado del taller

Por ejemplo, si el nivel planificado del taller es de 100 unidades y el nivel actual del taller es de 90 unidades, el IPR sería (90 – 100) / 100 = -10%. Esto significa que el taller está un 10% por detrás del nivel planificado.

Es importante tener en cuenta que el IPR puede ser positivo o negativo. Un DPI positivo indica que el taller va por delante del nivel previsto, mientras que un DPI negativo indica un retraso. El DPI puede utilizarse para seguir la evolución del retraso del taller a lo largo del tiempo y poner en marcha acciones para reducir este retraso.

Descubra nuestra formación sobre la profundidad del retraso

Para profundizar en la comprensión y la gestión de la profundidad del retraso, disponemos de formación. Estos recursos están diseñados para ayudar a los profesionales a reducir la profundidad de los retrasos y mejorar la eficacia de la producción. https://www.perfodata.com/fr/formation/diminution-de-la-profondeur-de-retard/

Descubra nuestra formación sobre profundidad de retardo

Para profundizar en la comprensión y la gestión de la profundidad de los retrasos, hay formación disponible. Estos recursos están diseñados para ayudar a los profesionales a reducir la profundidad de los retrasos y mejorar la eficiencia de la producción. Para más información sobre la reducción de la profundidad de retraso y la formación disponible, puede visitar Perfodata.

Cálculos alternativos de la profundidad de retraso

Además del porcentaje, la profundidad de retraso también puede calcularse en horas o unidades de producción, lo que permite una evaluación más concreta de su impacto en los costes de producción y de las acciones necesarias para mejorar la eficiencia.

CÓMO MEDIR EL IMPACTO DE LOS RETRASOS EN LA PRODUCCIÓN: INDICADORES A SEGUIR

He aquí algunos indicadores a tener en cuenta para el seguimiento de la gestión de los retrasos:

  • Profundidad del retraso: Es el número de días de retraso del pedido más antiguo. Esta medida suele utilizarse para establecer estrategias de procesamiento de pedidos basadas en el principio «primero en entrar, primero en salir» (FIFO).
  • OTD (Entrega a tiempo): Este indicador mide la tasa de entrega a tiempo de los pedidos. Corresponde al porcentaje de pedidos entregados en la fecha de entrega prevista o antes. OTD es un indicador clave de la calidad del servicio al cliente y mide la eficacia de la gestión de los retrasos.
  • Plazo de entrega: Es el tiempo medio necesario para entregar un pedido desde la fecha de pedido hasta la fecha de entrega. Esta medida ayuda a determinar el tiempo necesario para procesar un pedido y entregar el producto al cliente. El plazo de entrega es un elemento importante para fijar los plazos de entrega y planificar la producción.
  • Nb de pedidos retrasados: Permite seguir la evolución del número de retrasos a lo largo del tiempo y medir el impacto de las acciones correctivas aplicadas.
  • Nb de piezas retrasadas: Permite seguir la evolución del número de piezas retrasadas a lo largo del tiempo y medir el impacto de las acciones correctivas aplicadas.
  • Nb de pedidos de clientes prioritarios atrasados: Esto permite medir el impacto de los retrasos en los clientes más importantes y priorizar las acciones correctivas en consecuencia.

Otros términos

  • Rendimiento de producción
  • Tasa de servicio
  • Gestión de plazos
  • Seguimiento de las entregas
  • Eficacia de la cadena de suministro
  • Indicadores clave de rendimiento (KPI)
  • Gestión de inventarios
  • Planificación de la producción
  • Capacidad de producción
  • Cuellos de botella
  • Optimización de procesos
  • Varianza de retrasos
  • Control de calidad
  • Gestión de proveedores
  • Fiabilidad de los proveedores
  • Medición del rendimiento
  • Análisis de retrasos
  • Indicador de rendimiento de la entrega (IPDL)
  • Mejora continua
  • Gestión de suministros

Información adicional

Objectives