Cómo calcular su nivel de servicio

Descripción

Es un indicador de rendimiento (KPI) utilizado para determinar y cuantificar la eficiencia global de la cadena de suministro de una empresa. Sus datos son muy útiles para el gestor de la cadena de suministro. En efecto, este indicador le ofrece la posibilidad de medir y calcular el índice de satisfacción de sus clientes en relación con sus expectativas iniciales. Su optimización es importante para mejorar su rendimiento logístico.

En otras palabras, «es un porcentaje de productos entregados a tiempo en las referencias y cantidades requeridas, en comparación con la solicitud expresada por el cliente». El nivel de servicio es uno de los métodos para anticipar una falta de existencias durante el próximo ciclo de reaprovisionamiento y limitar así el incumplimiento de entregas y ventas.

¿Qué significa OTIF para un fabricante?

OTIF significa «On-Time In-Full» y se refiere al porcentaje de pedidos que se entregan a tiempo y en su totalidad (es decir, con todos los artículos y cantidades especificados en el pedido). Se trata de una métrica común utilizada en inventarios y fabricación para medir la eficiencia y fiabilidad de la cadena de suministro. Un alto porcentaje de OTIF indica que los pedidos se están cumpliendo de manera eficiente y consistente, mientras que un bajo porcentaje de OTIF puede indicar problemas con la cadena de suministro o los procesos de producción. La OTIF se utiliza a menudo como indicador clave de rendimiento (KPI) para evaluar el rendimiento de los proveedores y los proveedores logísticos, así como para identificar áreas de mejora en la cadena de suministro.

Nivel de servicio sobre el rendimiento de los datos industriales

¿Cómo se calcula el nivel de servicio?

La tasa de servicio es un indicador clave de rendimiento que se utiliza para medir la capacidad de una empresa para satisfacer las demandas de sus clientes. Suele expresarse en porcentaje y muestra la eficacia con la que una empresa puede cumplir sus pedidos a tiempo. Para calcularlo, se suele dividir el número de pedidos entregados a tiempo por el número total de pedidos y, a continuación, se multiplica el resultado por 100. Por ejemplo, si una empresa recibe 100 pedidos y entrega 90 a tiempo, su tasa de servicio es del 90%.

¿Qué es una buena tasa de servicio?

Una «buena» tasa de servicio depende del sector y del tipo de productos o servicios prestados. Sin embargo, en la mayoría de los sectores, una tasa de servicio del 95% o superior se considera excelente. Demuestra que la empresa puede satisfacer de forma fiable las demandas de sus clientes. Sin embargo, es crucial tener en cuenta que una tasa de servicio del 100% no siempre es el objetivo, ya que podría indicar un exceso de existencias o de recursos no utilizados. Se trata de encontrar un equilibrio entre la satisfacción de las necesidades de los clientes y la eficacia operativa.

¿Cómo calcular la tasa de servicio de un proveedor?

La tasa de servicio de un proveedor es una medida de su capacidad para cumplir sus compromisos de entrega. Para calcularla, hay que dividir el número de pedidos recibidos del proveedor a tiempo y en buen estado por el número total de pedidos realizados a ese proveedor y, a continuación, multiplicar el resultado por 100. Este cálculo permite a las empresas evaluar la fiabilidad de un proveedor, lo que es vital para garantizar una cadena de suministro fluida y eficaz.

¿Qué es el índice de servicio al proveedor?

La tasa de servicio del proveedor es un indicador que mide la eficacia y fiabilidad de un proveedor a la hora de cumplir sus compromisos. Es una herramienta esencial para que los responsables de compras y de la cadena de suministro evalúen y elijan a sus proveedores. Una tasa de servicio del proveedor alta indica un proveedor fiable que puede considerarse un socio estratégico. Por el contrario, una tasa de servicio baja podría indicar problemas potenciales y requerir ajustes o cambios en la relación con el proveedor.

Rendimiento logístico en las empresas: Una visión global

1. El imperativo de la optimización logística En el mundo empresarial actual, optimizar la cadena de suministro, especialmente para mejorar la tasa de servicio en tienda y minimizar los niveles de existencias, es un reto cardinal. Las soluciones de software avanzadas contribuyen significativamente a agilizar las distintas fases del proceso logístico: desde la previsión de las ventas y la sincronización de datos entre las distintas funciones empresariales hasta la gestión del flujo físico de mercancías, pasando por la tramitación de pedidos y la gestión de almacenes. A medida que las empresas crecen y evolucionan, también lo hace la necesidad de que estas herramientas se comuniquen a la perfección no sólo dentro de la empresa, sino también con los socios externos y las partes interesadas.

2. Adaptarse a los cambios en el comportamiento de los consumidores El comportamiento de los consumidores evoluciona rápidamente. Tendencias como el nomadismo y los patrones fluctuantes de la demanda obligan a las empresas a adaptar continuamente sus prácticas comerciales. Tienen que ser ágiles y responder al ciclo de vida de los productos, que se reduce considerablemente, especialmente en el sector de los bienes de consumo de rápida rotación. En este contexto, la gestión de la cadena de suministro (o SCM) se convierte en una vía primordial para la racionalización empresarial. Varias empresas incluso han labrado su ventaja competitiva basándose en su destreza logística. Se estima que las mejoras significativas en el rendimiento logístico pueden suponer grandes ahorros para las empresas. Por el contrario, un rendimiento logístico por debajo de los estándares del sector puede significar la perdición. En consecuencia, la importancia estratégica de la logística es irrefutable, con una tendencia creciente a que esta función sea supervisada directamente por la alta dirección.

3. Los objetivos centrales de la gestión de la cadena de suministro Mejorar la gestión de la cadena de suministro ofrece una plétora de beneficios:

  • Para los minoristas, las ventajas previstas incluyen una mayor disponibilidad del producto (o tasa de servicio) para los consumidores, junto con un descenso de los niveles de existencias, especialmente crucial para los productos con un ciclo de vida corto.
  • Para los proveedores, los beneficios giran en torno a una mejor gestión de las existencias de productos acabados, la optimización del proceso de fabricación (aprovechando la logística «justo a tiempo» para reducir las existencias intermedias) y el perfeccionamiento de los costes de distribución mediante una mejor planificación y composición de los envíos.

4. Incorporación de herramientas informáticas para la mejora logística La optimización logística emplea acciones específicas en distintos niveles funcionales de las empresas:

  • Predecir el volumen de ventas para anticiparse a la actividad comercial, lo que permite ajustar los recursos a cualquier cambio.
  • Sincronización de datos y operaciones entre las diversas funciones de la empresa implicadas en la cadena logística.
  • Mejorando la cohesión de las principales actividades logísticas, como la preparación de pedidos, el almacenamiento y el transporte.

Cada nivel de toma de decisiones tiene su herramienta informática a medida, a menudo propuesta por especialistas que atienden a cada reto único:

  • Los sistemas de planificación avanzada (APS) ayudan a automatizar el proceso de planificación relativo a las compras, la producción, la distribución y el transporte, garantizando un equilibrio entre las demandas previstas de los clientes y las capacidades de los proveedores.
  • Los sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP), más arraigados en las empresas, gestionan las operaciones logísticas diarias. Son programas de gestión personalizables que integran los datos de todas las funciones de la empresa, desde las ventas hasta la contabilidad. En esencia, facilitan la planificación basada en las capacidades de almacenamiento, calculan el número necesario de almacenes regionales, seleccionan el método de transporte más rentable y programan las rondas de entregas.

Tasa de servicio de la cadena de suministro: ¿Qué es y cómo mejorarla?

En el sector de la logística y la cadena de suministro, la Tasa de Servicio, también conocida como Tasa de Servicio Logístico o simplemente Tasa de Servicio, es un indicador clave de rendimiento (KPI) crucial para medir la satisfacción del cliente. Calcula el número de pedidos entregados a tiempo en comparación con el número total de pedidos realizados. Comprender la diferencia entre la Tasa de Servicio objetivo y la Tasa de Servicio real es vital para evaluar el rendimiento y realizar mejoras. A continuación, exploraremos la definición de la Tasa de Servicio y proporcionaremos cinco consejos clave para mejorarla.

Tasa de servicio: Definición

La Tasa de Servicio, también denominada Tasa de Servicio Logístico o Tasa de Servicio, evalúa la desviación entre la tasa de pedidos realizados y la tasa de pedidos entregados a tiempo durante un periodo elegido. Este indicador final es la Tasa de Servicio real y debe compararse con la Tasa de Servicio objetivo, que representa el objetivo inicial, para evaluar el rendimiento.

En conjunto, este indicador determina la eficacia de la cadena de producción y, en consecuencia, el servicio prestado a los clientes y su satisfacción. Para el responsable de la cadena de suministro, esta información es crucial y contribuye a la mejora continua de la cadena.

Cálculo de la tasa de servicio

El cálculo de la Tasa de Servicio se basa en un calendario que depende de la organización de la empresa. Sin embargo, es esencial considerar un periodo más largo para obtener una visión global, en lugar de una instantánea en el tiempo en la que las fluctuaciones pueden deberse a acontecimientos transitorios y no a los esfuerzos de la empresa. Por lo tanto, una tasa de servicio diaria tiene un valor limitado en comparación con una tasa semanal o mensual, que ofrece una perspectiva más amplia y coherente.

Una vez establecido el periodo elegido, calcular la Tasa de Servicio real es sencillo:

Tasa de Servicio real = Número de pedidos completos entregados a tiempo / Número total de pedidos realizados

También puede incorporar al cálculo el concepto de pedidos parciales para ponderar adecuadamente este indicador.

Vale la pena señalar que, aunque los elementos que constituyen el cálculo son relativamente claros, su interpretación puede variar en función del tipo de empresa o de la estrategia corporativa. Por lo tanto, es esencial dedicar tiempo a discutir la construcción de este indicador.

Tasa de servicio: Una palanca para la estrategia de la cadena de suministro

Antes de mejorar la Tasa de Servicio, es crucial definir el objetivo de la Tasa de Servicio. Este objetivo es relativo a las normas de gestión de la empresa y a la estrategia de la Cadena de Suministro. Por ejemplo, aspirar a una Tasa de Servicio del 100% en el 100% de los productos puede dar lugar a niveles de existencias excesivos y probablemente innecesarios.

El primer paso consiste en categorizar los productos (volumen, rotación, ingresos, margen, estratégicos o no estratégicos) para determinar la Tasa de Servicio deseada para cada categoría definida. Por ejemplo, un artículo estratégico de alto valor puede tener una Tasa de Servicio objetivo del 99%, mientras que un artículo no estratégico de baja rotación puede aceptar una Tasa de Servicio del 70%. Los niveles de existencias de seguridad y, en consecuencia, los niveles medios de existencias objetivo estarán directamente determinados por estos valores.

El siguiente paso es medir la Tasa de Servicio real y desarrollar planes de acción para alcanzar los objetivos definidos.

Tasa de Servicio: 5 estrategias de mejora

Aunque la perfección sea difícil de alcanzar, es posible mejorar su Tasa de Servicio y acercarse a ese objetivo final. He aquí cinco consejos prácticos para aplicar en su cadena de suministro:

  1. Optimice la gestión de existencias Dado que la Tasa de Servicio está estrechamente ligada a la gestión de existencias, es esencial optimizar este aspecto.
    • Empiece por realizar un análisis ABC para establecer reglas de gestión basadas en la importancia de los productos. En función de su categorización previa (A, B o C), teniendo en cuenta factores como los ingresos, el margen o el volumen, puede dar prioridad a productos específicos.
    • Una gestión eficaz de las existencias para mejorar la tasa de servicio también implica la implantación de existencias de seguridad. Este stock de seguridad ayuda a hacer frente a imprevistos manteniendo un nivel de existencias adecuado a la variabilidad de la demanda, al tiempo que equilibra los niveles de existencias para gestionar los excesos.
    • Por último, compare el coste de mantener existencias con el coste de las roturas de stock, y alinéelo con la Tasa de Servicio objetivo.
  2. Aumentar la precisión de las previsiones de ventas Conseguir una elevada Tasa de Servicio requiere encontrar el equilibrio adecuado en la Cadena de Suministro, con existencias suficientes para satisfacer la demanda de los clientes sin ser excesivas, inmovilizando el efectivo innecesariamente. Este equilibrio puede alcanzarse mediante previsiones de ventas más precisas que se ajusten a las expectativas del cliente final.
  3. Anticiparse a las necesidades para reducir la falta de existencias Si bien las previsiones fiables a corto plazo son valiosas, disponer de previsiones precisas a medio y largo plazo es aún mejor. Las previsiones que cubren los próximos 24 meses permiten un compromiso proactivo con los proveedores, especialmente con plazos de entrega largos, y una planificación estratégica del suministro. La anticipación reduce las roturas de stock y mejora la tasa de servicio. Además, minimiza las intervenciones de emergencia en la Cadena de Suministro.
  4. Fomentar la comunicaciónen toda la cadena de suministro La Tasa de Servicio depende de las decisiones operativas influidas por las elecciones estratégicas realizadas en fases anteriores. Por lo tanto, fomentar la comunicación entre todas las partes interesadas de la Cadena de Suministro es crucial. Necesitan tener acceso a la información relevante para trabajar juntos hacia un objetivo común. El consenso entre todas las partes interesadas es esencial para la toma de decisiones en cada etapa de la cadena.
  5. Adopte una herramienta colaborativa S&OP multimódulo Para facilitar una comunicación eficaz y lograr una mejor tasa de servicio, su equipo debe disponer de las herramientas adecuadas. Una solución de software de planificación de ventas y operaciones (S&OP) permite a la cadena de suministro contar con información compartida en tiempo real para tomar decisiones estratégicas basadas en el consenso. Para ser eficaz en la mejora de la tasa de servicio, la herramienta debe ser colaborativa y multimódulo. Este enfoque garantiza que se pueda satisfacer la demanda de los clientes con una Tasa de Servicio satisfactoria. Además, aumenta la satisfacción de los empleados gracias a una experiencia mejorada.

calcular el nivel de servicio cadena de suministro
calcular nivel de servicio en excel
calcular acuerdo de nivel de servicio
calcular nivel de servicio cíclico
calcular nivel de servicio proyectado
calcular nivel de servicio en power bi
calcular nivel de servicio de stock de seguridad
calcular objetivo de nivel de servicio
calcular nivel de servicio call center
fórmula para calcular el acuerdo de nivel de servicio
cómo calcular el nivel de servicio en un centro de llamadas
fórmula para calcular el nivel de servicio en un centro de llamadas
cómo medir el acuerdo de nivel de servicio
calcular el nivel de servicio

Información adicional

Objectives